Venecia

La antigua República Marítima, un cruce de canales y culturas, sigue deleitando a quienquiera la visite Venecia es el símbolo por excelencia del romanticismo. Por su patrimonio artístico y cultural, así como por su estructura urbana característica, la antigua república marítima, conocida como la “Serenísima”, es considerada una de las ciudades más bellas del mundo y un lugar ideal para trasladarse a vivir. Pasear entre sus palacios de estilo gótico, neoclásico y modernista, costeando la laguna en góndola o en “vaporetto”, es una experiencia que cualquier turista quisiera repetir y que conservará en el corazón por el resto de su vida.
Establecerse en Venecia significa, en primer lugar, escoger si vivir en la isla o en tierra firme. El casco antiguo, que se halla en el centro de la laguna, es de hecho uno de los más grandes de Europa, y está distribuido en un total de ciento dieciocho islas. También por esta razón, vivir en Venecia puede ser una experiencia única. El área urbanizada que hoy admiramos es el fruto de años de transformaciones lentas que siguieron a un progresivo hincado de pilotes en el fondo marino con la posterior edificación. Además de tomar en cuenta la singularidad arquitectónica de la ciudad, cuando se decide trasladarse a vivir a Venecia, habrá que estar dispuesto a lidiar constantemente con la combinación omnipresente entre el pasado y la moderna innovación, y encontrar en una pequeña franja de tierra, culturas y tradiciones muy distintas.
En Venecia hay muchos edificios y palacios de alto valor histórico y artístico. A menudo, cuando la importancia arquitectónica es menor, se compensa con las ricas decoraciónes interiores, que embellecen bóvedas y patios. Comprar una casa en Venecia significa hacer una inversión de prestigio, en una zona donde, según un plan regulador urbano preciso y respetado, está prohibido construir más viviendas.
Los apartamentos venecianos son casi todos bonitos y están bien cuidados. Son viviendas de la época renacentista, ciertas veces con espectaculares vistas al canal o a un pintoresco paisaje, compuesto por techos y volutas góticas.
>